Muéstrame la magia – 3 principios para dar PODERES a tu personaje

0
Posted septiembre 18, 2015 by Fernando Zaa in Artículo
Stars JACK BLACK
Shallow Hal


© 20th Century Fox.

En “Save the Cat“, Blake Snyder se refiere a un género de películas que llamó “Genio en la botella”. Estas son las películas donde el protagonista está dotado con algún regalo especial o habilidad que ellos creen que va a resolver todos sus problemas. Por supuesto, al final la magia, por lo general resulta contraproducente para el personaje y refuerza el viejo adagio de que no se puede usar atajos para resolver los problemas. Aquí hay tres principios a seguir si va a otorgarle la magia en tu personaje principal.

giphy

1. La magia debe cubrir una necesidad que ya se ha establecido para el personaje

Es importante que la magia que le des a tu personaje proporcione una solución para un problema que se ha establecido en su vida. Ciertamente, lo gracioso en estas historias está en observar al personaje recibir y luego usar la magia, pero no poder construir un panorama en el primer acto donde la magia es realmente útil puede ser perjudicial para el arco en general.

En “Amor ciego”, tenemos un asiento en primera fila para ver como Hal prejuicia basado ​​en la apariencia física. Los escritores no pierden el tiempo con nosotros y nos dejan ver el problema de esto es para él. Cuando Tony Robbins otorga a Hal el don poco común de ver a la gente físicamente basado en su ser interior, Hal parece estar curado de su problema. Por supuesto, las cosas se vuelven compleja cuando Hal pierde la magia y se ve obligado a apreciar la belleza interior, aparte de la apariencia física de la mujer de la que se ha enamorado. Al final, Hal debe abrazar la belleza interior de alguien que es superior a todos los demás, que es donde reside la verdadera magia.

El personaje de Jim Carey en “Mentiroso, mentiroso” se enfrenta a un problema similar. Sin embargo, mientras que la magia de Hal le hace la vida más agradable, la magia de Carey lo convierte en un abogado incapaz de decir una mentira – algo que pone su mundo al revés. El humor de ver a Carey reaccionar ante tal situación sólo funciona porque pasamos todo el primer acto de la historia estableciendo cómo su vida se estructura en torno a su capacidad de mentir con tanta eficacia. Su droga milagrosa para bajar de peso cumple los deseos más profundos de Sherman Klump en “El profesor chiflado”, pero sólo después de que hemos establecido que él tiene algunos problemas sociales graves resultantes de su peso.

Es esencial que establezcamos el punto ciego del personaje antes de dejar que el genio aparezca en la escena.

2. La Magia DEBE intoxicar a tu personaje y robarle su mejor juicio

Jim Carey continua su encantamiento como un personaje dotado de poderes mágicos en “El Todo poderoso”. El humor aquí se levanta de Carey viéndolo jugar a ser Dios y torpemente conceder las peticiones de las oraciones. Vale la pena mencionar que la película también contiene un elemento crucial para hacer este tipo de trabajo mágico en una historia – reglas. Cuando Dios da a Bruce sus poderes, él insiste en dos cosas. En primer lugar, él no puede decirle a nadie que él es Dios. Y en segundo lugar, no puede afectar el libre albedrío. Aún con estas limitaciones, Bruce se emborracha de poder al usar su magia para separar un tazón de sopa de tomate y soplar la falda de una mujer. Rápidamente queda claro que el mundo no es un lugar mejor bajo el gobierno de Bruce.

En “Cubículos de la oficina”, Peter Gibbons cae en un trance mágico que lo libera de las preocupaciones de la vida empresarial. La extensión de su embriaguez crece más y más humorísticamente viendo a Peter finalmente filetear un pescado recién capturado en su escritorio en el trabajo. La falta de preocupación se convierte rápidamente en una falta de juicio después de que racionaliza el robo de la compañía y lanza a sus queridos amigos en su espiral descendente.

En las mejores historias, nuestro protagonista no sólo navegarán su propio barco al abismo, sino se llevar a otros con ellos. Mientras más estrechas sean sus relaciones con aquellos que atrapan, más altas serán las apuestas en la historia.

3. La magia no va a resolver sus problemas y se debe terminar.

Después de los abusos de poder de los protagonista, sólo hay una solución para regresar la vida a la normalidad – renunciar a la magia. En historias como “El Todo Poderoso”, la magia, literalmente, debe ser abandonada. En otros cuentos, el sacrificio es más metafórica. Drew Barrymore entrega la magia de percibirse joven en “Jamas besada”, mientras que Dustin Hoffman renuncia a su condición de celebridad mágica en Tootsie. En ET, la magia de la presencia de ET se debe entregar por Elliott. En “Chicas pesadas”, la magia de su popularidad se debe entregar hasta volver a una vida pacífica. Incluso Dorothy debe renunciar a Oz para regresar a casa.

Con cada ejemplo, el tema es el mismo. La magia no va a resolver sus problemas. Los atajos no funcionan cuando se trata de cosas que importan. Historias donde los personajes cumplen nuestras propias fantasías tomando oportunidades o habilidades mágicas son como una prueba de conducción y tocan un lugar en nuestra psique que siempre nos dará comezón. Pero hay un consuelo si se recuerda que, si bien estas fantasías son divertidas, ellos nunca llegan a donde deben ir. Sólo el trabajo duro puede hacer eso – una verdad que todos los escritores comprometidos conoce bien.

Por John Bucher


About the Author

Fernando Zaa

ECUADOR - Master en Guión Audiovisual de la Universidad de Navarra-España. Guionista, Director y Productor

Publicidad

0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response


(required)

Publicidad